titulo_prensa

Héctor Romero se lleva el “Tenedor de Oro al Chef 2013″

_noticia

Hace una década, en 2003, la Academia Venezolana de Gastronomía otorgó por vez primera los Premios y Menciones Tenedor de Oro.

En los últimos meses del año, acostumbra anunciar los ganadores de dichos reconocimientos así como el Premio Armando Scannone cuya primera edición se llevó a cabo en 2006.

La AVG abrió el período de postulaciones hace unos meses y aquellas que fueron aceptadas se canalizaron ante los jurados designados por la institución para cada una de las categorías. Como ha sido una constante en las últimas ediciones, periodistas, comunicadores, blogueros, cocineros, empresarios, instituciones, emprendedores gastronómicos,gourmets, estudiantes de cocina, foodies, público en general y, por supuesto, los miembros de la Academia, enviaron sus postulaciones debidamente fundamentadas a fin de participar en este proceso.

Ver noticia completa

Complot Magazine

Por: Nidal Barake / Fotografías: Héctor Romero

Héctor Romero es un artista convertido a cocinero, y si bien se habla de conversión, desde el punto de vista personal parece que no existiera tal proceso transformativo, sino un simple trueque entre el lienzo y la sartén, donde los verdes y rojos ya no provienen de una paleta de colores acrí­licos sino de crujientes brocolis, y de brillantes tomatitos cherry. Durante los primeros minutos de esta poco cotidiana conversa, sorprende de sobremanera saber que Héctor es un autodidacta de la cocina, y como cualquier obra de arte producto de algún artista que simplemente ha dejado volar su imaginación e ingenio, los platos que crea Héctor en su repertorio no carecen de ese ingenio. Sin embargo, al hablar de cocina, cada pincelada tiene un propósito, y por muy creativo que se desee ser, no se pueden dejar de lado técnicas básicas que ayuden a lograr un buen producto final.

Ver noticia completa

Cocina venezolana con mantel largo

Una rica tendencia recorre algunas mesas de restaurantes caraqueños: la apuesta, con mirada nueva, de los gustosos sabores propios. Varios chefs de probado talento ofrecen propuestas con identidad que aprovechan productos y recetas con sello venezolano. Algo que se celebra y tiene todo para perdurar.

Un pastel de chucho se revela totalmente inédito. Tiene los sabores cercanos del plátano, el gusto del guiso de pescado con el ají margariteño, pero es una expresión distinta y renovada. Siempre rica. El chef Héctor Romero, que lidera El Comedor del Instituto Culinario de Caracas apostado en Chuao, conectó con esta receta en Margarita, le hizo un guiño su alma mestiza y lo incorporó en su menú Hecho en Venezuela, donde platos como el Siete potencias o el corbullón mantienen su esencia, pero se transforman en una gustosa propuesta nueva, bajo las posibilidades de su esmerada técnica. “Ese pastel reúne lo que creo: gusto local y mestizaje, la biodiversidad de los productos del mar, el oficio del cocinero y la herencia culinaria”, dice Romero.

Ver noticia completa